Solomillo al whisky

Cómo hacer solomillo al whisky

Solomillo al whisky thermomix

Solomillo al whisky thermomix

El solomillo de cerdo es un delicioso plato que podemos preparar con la Thermomix en muy poco tiempo y conseguir un resultado espectacular.

Algunas personas prefieren hacerlo con una salsa de coñac o brandy, de jerez o incluso con Oporto, nosotros queremos compartir contigo la receta del solomillo de cerdo al whisky para cuatro personas.

Su elaboración es muy sencilla y para ello necesitaremos estos ingredientes:

  • 1 kilo de solomillo de cerdo cortado en medallones.
  • 125 mililitros de whisky.
  • 200 centilitros de caldo de carne.
  • 1 cabeza de ajos.
  • 1 cebolla mediana picada muy fina.
  • El zumo de medio limón.
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • Un poco de mantequilla
  • Sal y pimienta negra recién molida
  • Una hoja de laurel.
  • Un poco de mantequilla.

Modo de elaboración

Comenzaremos limpiando bien el solomillo de las grasas que pudiera tener, lo cortaremos en medallones y le echaremos la sal y la pimienta por ambos lados.

Calentaremos una sartén o la plancha a fuego máximo, echaremos un poco de aceite y los dejaremos hasta que adquieran un bonito tono dorado por todos lados.

Echaremos en el vaso de la Thermomix el aceite y la mantequilla, programaremos 3 minutos a temperatura varoma y velocidad 1.

Posteriormente añadiremos los ajos y trituraremos durante 10 segundos, velocidad 5 y programar 3 minutos a temperatura de 100 grados a velocidad 1.

Después echaremos el zumo de limón, el caldo de carne, la cebolla picada, la hoja de laurel y la pimienta. Programaremos 4 minutos a temperatura de 100 grados y velocidad 1.

Cuando acabe añadiremos el whisky y programaremos 5 minutos a temperatura varoma y velocidad 1.

Tras ello programaremos otros 5 minutos a temperatura de 100 grados y velocidad 1.

Ahora ya solamente queda poner la carne en la bandeja o en cada plato, napar con la salsa y guarnicionar con verduras, puré de patata, patatas fritas, etc.

Consejos

Si no gusta el laurel, se puede intercambiar por tomillo, romero o comino, aunque con éste último hay que tener mucho cuidado dado que es muy intenso y si nos pasamos puede arruinar el sabor del plato.

Podemos enharinar los medallones para que la salsa quede un poco más espesa, aunque se puede echar una cucharadita de Maizena, ligando bien a la salsa antes de añadir a la salsa. Si han quedado trozos de ajo o cebolla muy grandes, se puede triturar la salsa antes de servirla.

Si no se tiene solomillo, esta receta también permite hacerla con lomo o con cualquier otro corte de carne que sea jugosa.